Todo lo que necesitas saber sobre nuestros materiales veganos

¡Buenas noticias! Hemos obtenido el sello de aprobación libre de crueldad de PETA. PETA, o lo que es lo mismo “Personas por el Trato Ético de los Animales (People for the Ethical Treatment of Animals en inglés), es la mayor organización por los derechos de los animales del mundo, con más de 6,5 millones de miembros y seguidores. Este sello significa que a partir de ahora, todo zapato o artículo que fabriquemos estará completamente libre de productos animales.

Cuando comenzamos esta aventura, empezamos siendo una marca únicamente sostenible. Nuestro objetivo principal era el de reducir nuestra huella de carbono y nuestros esfuerzos estaban principalmente centrados en el cuidado de nuestro planeta. Pero a medida que fuimos creciendo y la marca fue cobrando vida propia, nos dimos cuenta de que nuestra preocupación por el medioambiente no era suficiente. Queríamos que hubiese respeto: tanto hacia los humanos, como hacia los animales y el medioambiente. Hacerse veganos era el siguiente paso lógico a tomar. 

En el artículo de hoy, queremos contaros algo más sobre los materiales que utilizamos. Seguramente nos hayas oído hablar sobre ellos en nuestro Instagram. Que son reciclados, certificados por GRS y todas esas cosas. Pero ¿eso qué implica exactamente? 

Veamos qué se esconde detrás de cada pieza de un zapato Momoc: 

El forro y la plantilla: hechas de eco-suède, libre de cromo

El material suède tradicional es un tipo de cuero que viene de la parte inferior de la piel de un animal. Es suave y es de los materiales más codiciados en el mundo de la moda. Por suerte, un buen día un fabricante italiano decidió crear el primer material de suède ecológico usando fibras de poliéster recicladas y productos PET (polietileno tereftalato) que supondrían una reducción de un 80% de la energía consumida y de las emisiones de CO2, sin requerir el uso de ningún animal. 

Este material garantiza una producción sostenible de principio a fin, con niveles bajos de contaminación y de energía consumida. Con una producción similar al del papel reciclado, no haría falta usar ni sustancias químicas dañinas, ni solventes tóxicos. Además este material dura más que el suède tradicional y es capaz de mantener la misma suavidad y comodidad. 

Aparte de usar esta alternativa al suède tradicional, nos aseguramos que el proceso sea 100% libre de cromo. A pesar de ser cancerígeno, alergénico y altamente contaminante, el cromo es un elemento que a día de hoy sigue siendo muy común en la industria de la moda. “En la industria de la moda, el curtido al cromo lleva usándose desde hace décadas para producir cuero de lujo, duradero y vibrante. Pero lo que muchos consumidores no saben es el impacto que tiene medio ambientalmente hablando”, explica Tara Savarese para el Peacock Plume. “Este cocktail es escalofriante: incluye sal, sulfuro de arsénico y un cromo de metal pesado”. Una vez utilizado, suelen desecharlo de cualquier manera y puede hasta envenenar los canales de países que no tienen protocolos para la gestión de vertidos tóxicos. 

La suela: hecha de neumático reciclado

Para crear nuestras suelas de neumático, trabajamos con un proveedor Español, una empresa dedicada a la fabricación de productos de alto valor técnico creados a partir de neumáticos reciclados. “Con un claro compromiso con el medio ambiente y el desarrollo sostenible, tenemos la misión de prolongar la vida útil de los neumáticos desechados mediante el desarrollo de productos de un alto valor añadido gracias a sus propiedades mecánicas y físicas”.

Nuestro proveedor ha desarrollado una suela de auténtica banda de rodadura de neumático que aporta una extraordinaria resistencia al desgaste a la vez que gran agarre en cualquier tipo de suelo y condición climatológica. Mediante un proceso altamente cualificado, se extrae la banda de rodadura (100% libre de metales), creando planchas para ser transformadas en suela de calzado. “Queremos aportar nuestro granito de arena a la mejora del planeta reciclando material y reduciendo la producción de CO2 sin utilizar ningún proceso químico, térmico o triturado de neumático. Por cada par de zapatos que usan nuestras suelas, estamos ahorrado 0,06kg de CO2”. 

El corte: hecho o bien con lana vegana bordada sobre terciopelo de algodón 100% o bien con materiales veganos reciclados (algodón, poliéster, y otras fibras)

Como bien sabréis a estas alturas, el ganado es una de las mayores causas de las emisiones de gases de efecto invernadero, del consumo de agua y de la deforestación a nivel mundial. Por suerte, las modas están cambiando y por ende, los materiales que se usan. Los días de la moda vegana con looks hechos de plástico de los pies a la cabeza han quedado atrás y ahora las empresas cada vez buscan más alternativas a los materiales tradicionales. “A medida que el consumidor se va haciendo más consciente y se va dando cuenta de que ya no puede justificar la cantidad de impactos negativos que tiene el uso de los animales en la moda, la demanda de materiales veganos va creciendo cada vez más y más”, afirma Good On You

Para hacer nuestros zapatos, nos centramos principalmente en tres materiales: lana vegana, terciopelo de algodón y materiales reciclados veganos como el algodón, el poliéster y otras fibras. Hoy vamos a centrarnos en el algodón orgánico, en la lana vegana y en el poliéster reciclado.

Algodón orgánico: ¿sabías que el algodón convencional es uno de los cultivos que más agua y más productos químicos necesita? Sus efectos son devastadores tanto para el medioambiente como para los que lo cultivan. “Por suerte, la industria de la moda se ha amoldado a los beneficios del algodón certificado GOTS, el cual minimiza el impacto medioambiental eliminando el uso de pesticidas cancerígenos y otros elementos químicos del proceso de producción”, comenta este artículo de Good On You

Lana vegana: En un artículo escrito por Ashley Palmer para PETA, Ashley cuenta que como vegana, una de las preguntas que más (le) hacen es acerca de la lana. Mucha gente tiene una imagen idílica de las ovejas pastando por prados verdes, pero como con cualquier industria que usa animales para su beneficio, el dinero siempre viene antes que el bienestar de los animales”. Existe una idea equivocada que asume que el proceso de extracción de la lana es como un simple corte de pelo para las ovejas. Pero la realidad es que tras varias investigaciones de encubierto, se ha comprobado que existe una crueldad sistémica y un abuso de estos animales a la que hay que ponerle fin cuanto antes. Además, las ovejas guardan mucho parecido con las vacas en lo referente al impacto medio ambiental que tienen, ya que las ovejas “emiten grandes cantidades de gas metano” (PlantBasedNews) y esto contribuye al calentamiento global. Por todo ello, nuestra ‘lana’ no solo es vegana, sino que también eco-friendly. Si quieres aprender acerca de las alternativas sostenibles a la lana que existen actualmente, te recomendamos que leas este artículo de Plant Based News (está en inglés). 

Poliéster reciclado. Seguramente hayas oído hablar o hayas visto poliéster escrito por todas partes desde siempre. Pero ¿qué es el poliéster exactamente? “El poliéster es un tipo de resina plástica que se obtiene del petróleo a través de una sucesión de procesos químicos. Aunque existen muchas variantes posibles del poliéster, la más conocida es la termoplástica llamada PET (formada sintéticamente con etilenglicol y tereftalato de dimetilo)” (Textilon). Dicho con otras palabras, el poliéster es un tipo de plástico. Por suerte, gracias al auge de la moda sostenible, materiales como el poliéster reciclado cada vez son más comunes. El poliéster reciclado está hecho a partir de botellas de plástico recicladas, lo cual significa que se minimizan los desechos y se reducen los combustibles fósiles. Aún así, en Momoc siempre buscamos la alternativa más sostenible y evitamos el uso de plástico lo máximo posible, así que seguiremos buscando e investigando para dar con la mejor opción para nuestros zapatos.

El tacón, hecho de madera 100% reciclada

En general, el aluminio, el vidrio, el papel y el plástico de las obras de construcción se llevan a reciclar, pero por alguna razón, la madera es la gran olvidada (a pesar de que los desechos lleguen a ser de un 17% y terminen en vertederos municipales). Convertirla en tacón le da una segunda vida. Nuestros tacones están hechos a mano y tintados con color negro. Si te fijas, ningún tacón de Momoc es exactamente igual. Y precisamente ¡esa es la belleza de la moda reciclada!

¿Por qué el uso de madera recuperada? “La madera recuperada es respetuosa con el medio ambiente. Puede ser reutilizada o reciclada y elimina la necesidad de fabricar nueva madera, lo cual ahorra toda esa energía invertida para convertir un árbol en madera”, comenta Starre Vartan, fundadora y jefa de redacción de Eco-Chick. “La madera reciclada requiere un método de fabricación de bajo impacto. Además, limita la deforestación – hoy en día, se coge demasiada madera de bosques antiguos o bosques gestionados de manera no sostenible. Cuando estos árboles se cortan, el ecosistema entero se ve afectado de manera negativa”. 

Ahora que sabes un poco más acerca de cada material, queremos hablarte de Recover, una empresa con la que trabajamos para que todo esto sea posible. Recover es una empresa encargada de impulsar una industria de la moda sin residuos con el sistema de supra-reciclaje textil, que transforma el residuo textil en hilos de alta calidad durante varios ciclos de vida. “Utilizamos residuo textil como materia prima, evitando que vaya al vertedero y a la incineración. Somos menos dependientes de materias primas vírgenes, no utilizamos agua ni químicos y reducimos las emisiones de CO2 y el consumo de energía”. 

¿Quieres saber cómo es la producción de un zapato sostenible? Este gráfico te ayudará a entenderlo mejor:

Comparte tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *