Reglas sin plástico y otros proyectos que deberías conocer

Escrito por Elspeth Harry

En esta época de incertidumbre que estamos viviendo, creemos que es importante parar, reflexionar y celebrar el trabajo tan positivo que están haciendo algunas personas en el mundo. El 2019 fue un buen año para la sostenibilidad y por eso hoy queremos compartir algunos de nuestros proyectos favoritos llevados a cabo en Reino Unido.

Si este tipo de proyectos te interesan, no dudes en comentárnoslo para así seguir resaltando más acciones en distintos países. 

Reglas sin plástico

Los productos de la marca Natracare sin duda están revolucionando la industria de productos para higiene femenina: son orgánicos, no contienen plástico y además son veganos. A pesar de la importancia que se le ha dado últimamente a la reducción del consumo de plástico, parece que los productos de higiene íntima no entran dentro del mismo saco. Pero la realidad es que cada año se usan más de 45 mil millones de productos de higiene menstrual, y teniendo en cuenta que las compresas están hechas en un 90% de plástico, no es difícil entender por qué este tipo de productos está dañando tanto la vida marina y costera.

El plástico está hecho de combustible fósil no renovable y la producción de plástico genera unas cantidades preocupantes de contaminación tóxica, lo cual contribuye al calentamiento climático global. Todo plástico que no acaba contaminando vertederos o el medio ambiente, acaba quemándose y liberando aún más sustancias contaminantes tóxicas’ (Natracare, 2020).

Puede que te preguntes: ¿cómo es que los productos de higiene personal han pasado tan desapercibidos en la gran lucha contra el plástico? Algo que muy poca gente sabe es que los fabricantes de este tipo de productos no tienen ninguna obligación de listar los ingredientes que han usado en sus envoltorios. Esto significa que existe un mundo de plásticos y químicos detrás de los productos higiénicos que desconocemos por completo. Como respuesta a este problema, Natracare quiere devolverle el poder a las mujeres proporcionándoles toda la información que necesitan acerca de lo que se esconde detrás de estos productos.

Según la Marine Conservation Society – MCS (Sociedad para la Conservación Marina), se estima que de media se pueden encontrar 4.8 piezas de plástico menstrual en un espacio de 100 metros de playa en el Reino Unido. Natracare unió sus fuerzas con la MCS para alzarse en protesta contra el plástico en los productos de higiene femenina en la playa de Brighton, evento que casualmente coincidió con el #PlasticFreeJuly (‘julio sin plásticos’). Esta campaña se llevó a cabo para apoyar la guerra contra los plásticos innecesarios usados en este tipo de productos.

Sin soltarle la mano a la MCS, Natracare también unió sus fuerzas con Ella Daish (una activista por la causa de las reglas sin plástico) y con la organización sin ánimo de lucro City to Sea para urgir el uso de productos menstruales libres de plástico en los colegios. Desde Momoc, queremos darle la enhorabuena a todas esas mujeres brillantes, a esas empresas y a esos individuos que siguen manteniendo activa esta campaña para crear una industria de productos menstruales que no dañen de esa manera al medio ambiente. Te animamos a que tú también celebres el #PoderDeTuRegla (#PeriodPower) y apoyes la campaña de ‘Reglas Sin Plásticos’ (Periods without Plastic).

Plástico y las estadísticas de la menstruación:

  • 1 paquete de compresas convencionales equivalen a 4 bolsas de plástico
  • Millones de productos para la menstruación se tiran al váter cada día (1.4 millones de compresas, 2.5 millones de tampones y 700,000 salvaslips)
  • Una mujer compra entre 5,000 y 15,000 compresas/tampones a lo largo de su vida
  • Los aromas sintéticos, a menudo empleados en las compresas, pueden estar compuestos de hasta 3,900 productos químicos.

Hablemos de árboles

Los continuos recortes de financiación en el presupuesto destinado a los parques del ayuntamiento (esto incluye el mantenimiento de los árboles), ha instado a The Woodland Trust – TWT (La Fundación de los Bosques) a tomar medidas. Su último plan tiene como objetivo crear una ciudad más verde en Bristol, y para 2050 estima multiplicar por dos el dosel arbóreo de la ciudad. Los expertos indican que aumentar el dosel hasta que cubra un 30% (actualmente cubre el 15%) ‘ayudaría a combatir el cambio climático y la contaminación del aire, a proteger la biodiversidad y a promocionar un estilo de vida sano’ (Countryfile, 2019).

The Woodland Trust ha llamado a todas las empresas locales y a los ciudadanos a que apoyen este proyecto de distintas maneras:

  1. Subiendo un selfie con el hashtag #talkingtreebristol
  2. Evaluando el estado de los árboles
  3. Plantando o patrocinando un árbol
  4. Firmando esta Tree Charter (estatuto/carta para la protección de los árboles)
  5. Proporcionando un patrocinio corporativo a los árboles
  6. (Para las empresas) Animando a sus empleados a participar en esta campaña

Si trabajamos juntos, podremos proteger nuestros árboles urbanos y crear un legado para las futuras generaciones’ (Asher Craig, concejal y sub-alcalde)

Por suerte, muchos socios se están sumando a este ambicioso objetivo. El Forest of Avon Trust ha plantado más de un millón de árboles gracias a proyectos como ‘Woodland Wellbeing’ (el bienestar de los bosques) y ‘Forest School’ (la escuela del bosque). El Bristol Tree Forum tiene como objetivo proteger a los árboles y ayudar a gestionar aquellos que se encuentran en terrenos públicos. Su programa ‘One Tree Per Child’ (un árbol por niño) también anima a que se planten árboles en las escuelas, en los parques, etc. Todos estos socios, incluido el propio municipio de Bristol, están trabajando con el TWT para desarrollar una estrategia de árboles para Bristol con planes para expandirse por el resto del Reino Unido.

Nos gustaría agradecer al TWT y a sus socios por conseguir plantar más de un millón de árboles. Ahora más que nunca y en esta época tan incierta, tenemos que empezar a darnos cuenta de lo mucho que hemos dado por hecho la fauna que nos rodea y lo poco que nos hemos parado a pensar en cómo llegan los árboles a estar donde están y quién se ocupa de mantenerlos vivos.

En Momoc tenemos muy en cuenta el medio ambiente a la hora de diseñar nuestros zapatos. Por eso te animamos a que tú también te unas y adoptes un estilo de vida más consciente aunque sólo sea empezando por los zapatos con los que pisas este planeta.

Comparte tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *