Haz que tu verano sea verde con estas acciones sostenibles

En 2006, las Cortes de Castilla-La Mancha aprobaron en una sesión plenaria extraordinaria una Ley por la que se establece el día 17 de Julio de cada año como Día del Defensor del Medio Ambiente, como homenaje a los once trabajadores forestales que perdieron la vida mientras luchaban contra el fuego desatado en el Ducado de Medinaceli (Guadalajara) un año antes.

Este día es una jornada de reflexión que promueve la concienciación en el cuidado del medio ambiente y la actuación responsable en las zonas forestales. El Día del Defensor del Medio Ambiente es además una muestra de gratitud hacia todas las personas que ha dado su vida por la defensa de la naturaleza y hacia todas aquellas que diariamente luchan por mejorar y proteger nuestro patrimonio natural.

El medio ambiente es el entorno natural en el que conviven e interactúan numerosos seres vivos e inertes. Está formado por sistemas naturales (rocas, la atmósfera, vegetación), recursos naturales y fenómenos físicos (agua, aire, el clima, la energía, el magnetismo). Todos los elementos son de origen natural, es decir, no han sido fabricados por el ser humano.

Lo contrario al medio ambiente es el ambiente construido, todas aquellas áreas donde el hombre ha provocado transformaciones o añadido elementos de fabricación propia. Hoy en día es difícil encontrar entornos 100% naturales.

Por su exclusividad y delicadeza, cuidar y conservar los entornos naturales es un proceso necesario para no acortar la vida del planeta. Las grandes industrias tienen un papel fundamental en estos procesos, pero es importante que cada uno de nosotros hagamos por aportar nuestro granito de arena. 

Disfrutar de la naturaleza significa cuidarla

Para los que vivimos en la ciudad, el verano suele ser sinónimo de naturaleza. Pero para disfrutar de ella, nuestro deber es cuidarla. Y no sólo eso, sino hacernos responsables del gran compromiso que tenemos con ella.

Queremos animarte a que este verano, además de disfrutar de la playa, de la montaña o del campo, aportes ese granito de arena del que tanto hablamos. A continuación te dejamos unas ideas que pueden ayudarte: 

1. Siempre que puedas, recoge basura del suelo.

Sabemos que ahora mismo, la situación que estamos viviendo hace que seguramente lo de coger cosas del suelo no sea lo que más te apetece, y lo entendemos. Pero no hay nada que unos guantes y un buen gel desinfectante no pueda proteger. Además, no se trata de recoger toda la basura de tu barrio en un día. Se trata de hacer poquito pero a menudo. 

2. Recoge basura por playas y mares con 1m2

1m2 es un proyecto de Libera que tiene como motor la colaboración ciudadana para limpiar nuestra casa común, la naturaleza. Refleja que, con la suma del esfuerzo de todos, ‘podemos conseguir muchos metros cuadrados limpios y producir un gran impacto en nuestro entorno natural’. 

LIBERAunidos contra la basuraleza, es un proyecto creado por la ONG ambiental decana de España, SEO/BirdLife, en alianza con Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la economía circular a través del reciclaje de los envases para liberar la naturaleza de basura.

El objetivo de esta iniciativa es concienciar y movilizar a la ciudadanía para mantener los espacios naturales liberados de basura. Para ello, LIBERA plantea un abordaje del problema en tres dimensiones: conocimiento, prevención y participación.

‘1m2 por la naturaleza’ es la gran batida nacional colaborativa anual cercana al mes de junio. No obstante ‘1m2’ también trabaja específicamente y por separado en los tres ecosistemas: terrestre, fluvial y marino para realizar el trabajo cualitativo de recogida de datos como parte de nuestra ciencia ciudadana.

Con 1m2 por las playas y mares, organizaciones, colectivos, ONGs, asociaciones vinculadas al entorno marino y costero ya bien sean profesionales, medioambientales, vecinales, universitarias… se pondrán manos a la obra para caracterizar las basuras encontradas en esos entornos. La inscripción está abierta hasta el día 22 de septiembre, y la campaña acabará el día 6 de octubre. Si te interesa participar, puedes inscribirte aquí.

3. Si quieres ver animales, piénsatelo dos veces

El verano es una época en la que se suele aprovechar para viajar. Visitar paisajes nuevos, lugares recónditos y de paso, tener contacto con animales a los que no estamos acostumbrados a ver. Y aunque este año lo de viajar puede que esté un poco más complicado, queremos que seas consciente cuando se trata de los animales que quieras ir a ver, ya sea aquí o a miles de kilómetros. A ver si os suena: 

“¿Cuántas veces os habéis topado mientras viajáis con actividades en las que los protagonistas son los animales? ¿Os han ofrecido alguna vez haceros una foto con un macaco o un gibón? Puede que en la misma agencia de viajes os hayan ofrecido incluir en el paquete una excursión a lomos de un elefante o la visita a un centro de tigres  en el que poder fotografiaros con preciosos cachorritos. O a lo mejor al contratar a algún guía en una gran ciudad os ha llevado hasta un zoo o granja de dudosa reputación o algún espectáculo con serpientes, cocodrilos, etc, etc… ¡Bienvenidos al mundo de las turistadas y el maltrato animal!” (ConMochila).

Es muy importante tener en cuenta que cuando hablamos de maltrato animal no nos referimos necesariamente a maltrato físico. “El cautiverio y la privación de libertad, hacer pasar hambre o sed a un animal, no dejarle expresar su comportamiento natural, mutilarlo (quitar uñas o dientes) o provocarle estrés forzándolo a realizar actividades en contra de su naturaleza son prácticas igual de crueles que las agresiones”.

Una vez entendido el concepto, el siguiente paso será informarse acerca del centro que se quiera visitar. Existen muchas buenas opciones en las que además de poder disfrutar de la fauna local estaremos contribuyendo a una buena causa, como los santuarios y los centros de rescate, pero hay que tener en cuenta que algunos no son transparentes ni sinceros con sus intenciones, pues su único objetivo es enriquecerse a costa de los pobres animales. Son muchas las maneras de ver si un centro es de fiar o no. Una de ellas, es que en los centros de rescate o recuperación lo que no faltará es información sobre de donde procede cada animal.

Si quieres saber cómo viajar responsablemente, te aconsejamos que le eches un vistazo a este artículo o a este guía. Como siempre decimos: lo más importante es estar informado, porque de ahí es donde salen las decisiones más conscientes con el medio ambiente.

4. Este año, dale otro uso a los chicles

Seguramente todos seamos culpables de haber dejado un chicle en un lugar que no tocaba. Ya sea de pequeños en el cole o por pura necesidad. El caso es que todos somos culpables de haber manchado la naturaleza de ese desecho que es pequeño pero matón, y ahora es nuestra oportunidad para redimirnos. 

Os presentamos a Gumdrop Ltd, la primera empresa en el mundo que recicla y convierte chicles en un nuevo compuesto que se puede usar en la industria del plástico y del caucho. Es una empresa que además colabora con fabricantes y empresas para hacer productos a base de chicle reciclado. Gracias a Gumdrop un chicle puede convertirse en una variedad de productos: desde unas botas Wellington, hasta fundas de móviles, lápices, paquetes y mucho más. ¿Te animas a darle a tu chicle una segunda vida? 

¡Charlemos en los comentarios!

Cuéntanos en los comentarios qué actividad te ha llamado más la atención y qué otras cosas tienes pensadas hacer para convertirte en un/a auténtico/a defensor/a de nuestro medio ambiente este verano. 

Comparte tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *